¿Vale la pena obtener una patente para mi proyecto?

"El monopolio de las patentes consiste en proteger a los inventores contra la competencia por un periodo lo bastante largo para extraer de la gente un premio enormemente excesivo en relación a la medida del trabajo de sus servicios."
Benjamín Tucker

Una patente es un documento jurídico que otorga un derecho territorial exclusivo sobre la invención patentada, la cual consiste en un producto o un proceso que aporta, en términos generales, una nueva forma de hacer algo o una nueva solución técnica a un problema, cuya finalidad es brindar determinado tipo de protección a los avances tecnológicos. La duración de la protección que otorga sobre la invención es de al menos 20 años desde la fecha de prioridad.


Figura 1. Proceso de presentación de patentes.


El efecto de la concesión de una patente es que la invención patentada no puede ser explotada (fabricada, usada, vendida o importada) por personas distintas al titular de la patente sin su autorización durante un período limitado de tiempo y en el país que se ha concedido, otorgándole al titular el derecho legítimo de ceder o licenciar su patente.


Por lo tanto permite que los innovadores/creadores puedan afianzar su derecho a percibir los rendimientos económicos de sus inversiones, realizadas asumiendo riesgos e incertidumbres y en el proceso recuperar los costos incurridos en el proceso creativo.


Contribuyendo así a la inversión en nuevas investigaciones y desarrollos (I+D) y garantizando en cierta medida que este proceso dará como resultado a nuevos y mejores productos que atiendan las necesidades del mercado de una manera adecuada.


Una de las finalidades inherentes del método de patentabilidad contribuye a la difusión de los nuevos conocimientos tecnológicos entre el público general, lo cual permite sentar las bases de nueva tecnología desarrollada a partir del acervo técnico que existe entre las patentes cuyo derecho se ha desvanecido y pertenecen al dominio público.


El efecto acumulativo dado por la difusión de las invenciones es decisivo para el aumento de los conocimientos y la actividad productiva de las empresas, así como las instituciones de investigación, fomentando la innovación a través del libre acceso a las tecnologías pertinentes, materializándolas y brindando la capacidad de controlar el uso de estas para llevarlas a otros sectores o realizar investigaciones sobre las mismas.


El fomento a la innovación permite que las ideas se transformen en patentes y estas en productos que a través este efecto acumulativo brinden características nuevas o diferentes, ofreciendo beneficios adicionales que satisfacen la necesidad de un segmento de clientes.


Debido a que no existe una patente que abarque a todos los países del mundo, ni si quiera un número importante de ellos, es relevante determinar adecuadamente nuestro segmento de cliente y seleccionar la territorialidad del derecho para que el producto sea punta de lanza en el mercado, mejorando su posibilidad de éxito y dejando fuera o al menos retrasando la llegada a los posibles competidores.


Tanto la territorialidad como el tiempo de protección en el modelo jurídico de patentes son características que están viéndose superadas debido a la rapidez y alcance de la difusión de la información, así como la aparición de nuevas necesidades de los usuarios y los cambios constantes en las mismas.


Conforme pasa el tiempo es más probable que alguna persona en algún otro lugar del mundo llegue a los mismos avances que haya alcanzado la invención, inclusive alcancen mejores resultados que la misma, dejando obsoleta la tecnología patentada.


Tomando en cuenta el proceso de globalización y como la innovación asume un papel dinámico en las invenciones, no podremos evitar cuestionarnos el porqué de si hay tantas variables que están en juego se siguen desarrollando mejores tecnologías ¿Cuál es el valor de una patente?


El valor dependerá de la cantidad que alguien esté dispuesto a pagar por una patente o los beneficios económicos netos que se obtengan de la misma en el futuro.


A continuación se enlistan puntos a considerar en la valuación de una patente:


1. Grado de Innovación: Las patentes de innovaciones revolucionarias son más valiosas que las patentes de perfeccionamiento de invenciones existentes.

2. Tamaño de mercado: Cuanta más capacidad tenga el titular de la patente para dominar el mercado de la tecnología patentada, mayor será el valor de la patente, si existen sustitutos viables, el valor de la patente disminuye.

3. Duración del derecho: Las patentes que acaban de entrar en vigor y son susceptibles de preservar esa situación de exclusividad en el mercado tienden a tener más valor.


Partiendo de estos puntos determinantes en la valuación de patentes podemos realizar los siguientes métodos de valuación con tres enfoques generales:


1. El enfoque basado en costos: Este enfoque está regido por el principio de que existe una relación directa entre los costos en los que se incurre en el desarrollo de una patente y su valor económico.

a. Costos históricos; se cuantifican los costos implicados en el desarrollo

b. Costos de reposición; el valor se calcula a partir de la cantidad de dinero que se pagaría en la actualidad con la finalidad de recrear la funcionalidad o utilidad de la patente.

c. Costos de duplicación; calculado a partir de la cantidad de dinero necesaria para construir una réplica exacta de la patente


2. El enfoque basado en mercado: En este enfoque se da por sentada la eficiencia del libre mercado entre compradores y vendedores interesados para determinar el valor de las patentes

a. El valor se calcula por analogía al precio de mercado de patentes similares, encontrando ejemplos análogos que se hayan comercializado.


3. El enfoque basado en los ingresos: Se determina el valor de una patente descontando la repercusión económica futura con la tasa de descuento a lo largo de la vida de la patente, se centran en evaluar los flujos de efectivos futuros, aplicándoles una tasa de descuento para alcanzar un valor actual

a. Flujo de efectivo descontado; se determina calculando el valor actual de los flujos de efectivo futuros de la patente, a lo largo de su vida útil prevista durante el tiempo de vigencia de la patente

b. Compensación por la percepción de derechos por licencia o uso; se calculan las regalías que la empresa tendría que pagar a un tercero para obtener la licencia de P.I.



La valoración de una patente es un proceso que depende de múltiples variables por lo cual se requiere alta especialidad, así como conocimientos sobre el mercado, sector, tecnología, costo del desarrollo y alternativas que den solución a la necesidad de la invención protegida.


Para determinar si vale la pena proteger tu invención a través de una patente es recomendado que el valor de la patente al menos supere el costo de la misma. El costo de una patente dependerá prioritariamente de la territorialidad donde se realizó el trámite, aunado a los costos de desarrollo tecnológico sobre el cual el documento jurídico ofrece protección, así como el nivel de protección de la misma.


Haremos un análisis del costo de sometimiento y mantenimiento de una patente. Véase Tabla 1. Estimación del costo del trámite una patente en México


Tabla 1. Estimación del costo del trámite de una patente en México.


Una de las recomendaciones para aumentar las posibilidades de patentabilidad de la invención en cuestión, es realizar una consulta de la información técnica, la cual corresponde al primer concepto en la Tabla 1.


Posterior a la búsqueda técnica se realiza la presentación de la solicitud de una patente (Véase Figura 1. Proceso de presentación de patentes), sin embargo, 30 hojas no suelen ser suficiente como longitud promedio de una patente, por lo tanto se estimó el valor de la longitud promedio de una patente con 20 páginas más.


Uno de los conceptos que usualmente no se contemplan en el trámite es la asesoría legal, a pesar que conozcamos como realizar la redacción de la memoria técnica es recomendable contar con un abogado especializado en materia de Propiedad Intelectual para realizar la redacción adecuada de la presentación de la patente y como soporte en la resolución de situaciones que puedan presentarse ante el IMPI. En la tabla se muestra un costo promedio de la asesoría, el cual dependerá del campo de la invención, la longitud de la memoria técnica y el tiempo de descripción inventiva.


Por último para minimizar el riesgo de que la invención ya patentada no será revocada, es necesario hacer el pago de la anualidad de la tasa de conservación de los derechos, la cual depende según el año que transcurre.


En conclusión realizar la protección de una patente debería determinarse con base en el valor de la misma y superar al menos el costo de desarrollo tecnológico y el del modelo jurídico que como vimos previamente dependerá de múltiples factores, partiendo primeramente del país donde se realice la protección ¿Qué pasaría si la segmentación de mercado de tu producto está dividida entre dos o más países?


Si buscas conocer el valor de tu invención o te gustaría obtener una estrategia de protección, contáctanos y podemos ayudarte.




38 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo